Se trata de una exposición de fotografías que resume un proyecto de gran envergadura. Está compuesta por varios paneles muy bien diseñados que tienen tanto textos como fotografías. Los paneles muestran, con breves textos e imágenes, tres rutas recorridas cubriendo las más vastas regiones del país. El texto de presentación está suscrito por Roberto Brockmann, del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia.

El proyecto inicial que dio origen a la exposición fue originalmente concebido por el diario “Página Siete” de La Paz, entonces dirigido por Raúl Peñaranda que pretendió mostrar la realidad y la vida de los bolivianos del país profundo, lejos de las capitales departamentales. La oficina del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia se unió al proyecto con lo cual se modificaron parcialmente los objetivos de la idea inicial, para mostrar al país con base en los indicadores sociales extremos y los informes anuales de Desarrollo Humano. Finalmente se asoció al proyecto el Fondo Español para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Invitación CCELP-AECID
Invitación CCELP-AECID

El proyecto fue ideado y diseñado durante el año 2010; fue desarrollado durante el año 2011, y ahora se muestra en esta exposición, uno de los resultados finales.

El procedimiento fue de selección abierta, según el cual se invitó públicamente a fotógrafos del país a que presentaran sus portafolios acreditando su producción; así como a escritores y periodistas a presentar sus hojas de vida y ejemplos de su trabajo. Los investigadores sociales fueron escogidos por su experiencia en trabajo de campo y su vinculación a trabajos previos con el Sistema de Naciones Unidas en el país.

Tras el proceso de selección se formaron tres equipos compuestos por un narrador, un fotógrafo y un investigador social. Estos viajaron sucesivamente por tres rutas predeterminadas:

La “Ruta Uno” recorrió por Tierras Bajas, las regiones amazónica y oriental del país, los siguientes lugares y poblaciones: BolPeBra, Puerto Gonzalo Moreno, San José de Uchupiamonas, San Ignacio de Moxos, Villa Tunari, Urubichá y Puesto Fernández.

La “Ruta Dos”, recorrió por El Chaco y los valles mesotérmicos: Urundaytí, Isipotindi, Totora, Aiquile, Uriondo – La Concepción, Betanzos, Candelaria, Tarabuco, Pulacayo y Uyuni.

La “Ruta Tres”, de los Andes y Yungas, recorrió: Pocoata, Llallagua, Santa Ana de Chipaya, Catavi, Uncía, Curahuara de Carangas, Luribay – Caracato – Sapahaqui, Coripata y Caranavi.

El proyecto tenía: “La intención es explorar y mostrar la vida de los bolivianos en 24 localidades situadas a lo largo y ancho de Bolivia: cómo viven esos bolivianos, cómo se relacionan entre sí; cuál es su percepción de sí mismos y del resto del país; sus proyecciones y perspectivas; sus carencias, pero también sus visiones de su futuro y de su pasado; sus indicadores sociales, su identidad, sus movilidad social y el desarrollo de su cultura local en el contexto nacional. Pero ante todo, el proyecto buscó comprobar que la vida de la inmensa mayoría de los bolivianos transcurre en un contexto de respetuosa convivencia y aspiraciones que tienen poco que ver con la conflictividad o con las prioridades de los centros políticos del país.”

El proceso del recorrido de estas rutas fue publicado a lo largo del año 2011 por el diario Página Siete, en su suplemento dominical “Miradas”, en 25 publicaciones continuas, correspondiendo un promedio de 8 reportajes por cada equipo.

El proyecto ha logrado sus objetivos y finalmente ha elaborado un retrato de la Bolivia profunda al cabo de la primera década del Siglo XXI.

Los equipos multidisciplinarios que trabajaron las rutas estuvieron compuestos por investigadores sociales, narradores y/o periodistas, y fotógrafos. Los investigadores sociales recabaron información anticipadamente sobre cada uno de los lugares a visitar, la misma que ampliaron durante el recorrido; ellos fueron: Daniel Mancarú (R-1), Daniel Platt (R-2), y Tania Sossa (R-3). Los narradores se encargaron de entrevistar a los habitantes de esas localidades y regiones y de recoger el pensamiento y la visión de ellos sobre sus realidades actuales, así como de elaborar resultados narrativos para el público nacional; ellos fueron: Benjamín Chávez (R-1), Alex Ayala (R-2) y Liliana Carrillo (R-3). Los fotógrafos, muy jóvenes los tres, por su parte hicieron registros fotográficos tanto autónomos como relacionados con las investigaciones y los textos de cada equipo. Ellos fueron: Manuel Seoane (R-1), Juan Carlos Estellano (R-2) y Noelia Zelaya (R-3).

Image
“Espera”, en Tierras Bajas del norte, por Manuel Seoane

En la exposición destaca la calidad de las fotografías, que es lo que motiva este comentario. Todas las imágenes están dentro de la categoría genérica del “foto reportaje”, es decir, han sido realizadas para cumplir una función informativa. Sin embargo, varias de ellas trascienden esa categoría hacia otros ámbitos en que se evidencian distintas calidades formales y estéticas de las miradas y, algunas de ellas llegan al rango de antológicas. No en vano la serie de crónicas fue ganadora de la medalla de oro “Elizabeth Neuffert Memorial Prize 2012” de la Asociación de Corresponsales de Naciones Unidas. Es la razón por la que vale la pena ver esta exposición y no perdérsela, allí donde se la muestre.

La exposición se realiza en el Centro Cultural de España en La Paz, del 20 de agosto al 14 de septiembre. Posteriormente y antes de fin del año se presentara en las ciudades de Sucre y Potosí. Posiblemente sea presentada después, durante el 2014 en España y Paraguay.

Junto a la exposición se han desarrollado en La Paz actividades paralelas como un taller de fotografía documental y conferencias de los relatores e investigadores de los tres equipos.

Tarea pendiente del proyecto es la edición de un libro recopilando todas las crónicas con una amplia selección de las fotografías.

Referencias:

www.paginasiete.bo

http://www.nu.org.bo/

Advertisements