La Bienal se realizó en La Paz entre el 19 y el 23 de noviembre de 2013. Posteriormente, parte de sus exposiciones fueron llevadas a la ciudad de Santa Cruz y se exhibieron allí durante enero de 2014.

La maravilla de los artistas que se dedican a diseñar carteles es que buscan por encima de todo comunicar ideas, conceptos abstractos, imágenes concretas. Un aspecto adicional, la segunda parte de la maravilla, es que buscan y usan los medios y recursos más directos y simples así como los más sofisticados y complejos. La maravilla completa es que logran que los mensajes lleguen al público destinatario, de cualquier género, generación, educación y cultura.

Esto que pareciera obvio no lo es tanto. En la actualidad lo antes dicho es el resultado del trabajo en equipo, de grupos multidisciplinarios dedicados a la publicidad en general y a la comunicación visual en particular. Se debe, adicionalmente, a que en estos tiempos se ha producido una especialización gradual de los profesionales que trabajan en la comunicación visual, normalmente con base en el diseño artístico. Y, si bien es especializado, es un ámbito esencial y directamente relacionado con la creación artística, con el arte y por eso, en los carteles se conciben como obras de arte; acaso arte efímero porque responde a circunstancias y necesidades específicas y momentáneas, pero arte al fin.

En nuestro país, el diseño y creación de carteles ha experimentado una evolución, ya desde los tempranos carteles de la farándula, del teatro y del cine, que acaso en algún momento pudo estar un tanto a la saga con respecto a otros países de la región, pero más recientemente, en virtud de los diversos medios de comunicación contemporáneos, esa información y las tendencias en la comunicación visual han estado presentes casi simultáneamente a las realizaciones en otras partes del mundo. Para estimular esa creatividad y hacer visible la producción de este ámbito de creación artística, en los últimos tiempos se han generado distintas bienales del cartel. Una de las más famosas y acreditadas es la bienal mexicana.

La necesidad de formación adecuada es atendida ya desde hace un tiempo por las universidades e instituciones de formación especializada. Esto ha producido una visible mejoría en la calidad y originalidad del cartel producido en el país durante las dos últimas décadas. Incluso se han traído del exterior en distintos momentos exposiciones itinerantes de carteles de diversos orígenes. También se han realizado exposiciones de carteles producidos en el país.

Este fenómeno es uno de los orígenes de la Bienal Boliviana del Cartel que ha nacido con base en el esfuerzo de varias personas y entidades del país.

Componente esencial de la bienal fue la exposición principal de carteles según las cuatro categorías convocadas y la exposición de carteles del país invitado, en esta oportunidad Polonia. Allí se apreció que, aunque muchas veces los carteles son hechos por encargo, de todas maneras reflejan en su desarrollo de los temas y en las maneras del diseño, los imaginarios colectivos de los distintos países y los intereses de las colectividades y grupos humanos en que los diseñadores están inmersos y desarrollan su trabajo, como el temor por la energía y las armas nucleares en el hemisferio norte; la problemática del agua a nivel mundial pero especialmente en regiones del hemisferio sur del planeta; las libertades civiles y los derechos humanos en sociedades verticales y asimétricas; la defensa del medio ambiente, etc. ad infinitum.

No es fácil organizar una bienal como la que se tuvo hace poco en La Paz y que se exhibió también en Santa Cruz. Por eso creo importante destacar la colaboración de muchas entidades para el logro de este evento periódico, especialmente la del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz que ha contribuido al éxito del evento, no solo con recursos económicos, sino también con espacios de exhibición de las distintas muestras como de los talleres y procesos de formación.

El comité de organización de la Bienal demostró gran seriedad y profesionalismo en su trabajo, hecho particularmente destacable porque en el pasado reciente se dieron experiencias poco felices en la organización de eventos sobre el cartel. La IBCeBé demuestra con este evento mundial hecho en Bolivia, que está consolidada como entidad gestora y organizadora.

La bienal reunió por convocatoria a concurso, obras en las cuatro categorías siguientes:

A, Carteles de temas y actividades culturales.

B, Carteles de temas políticos y sociales.

C, Carteles publicitarios de eventos comerciales, productos o servicios.

D, Cartel inédito con el tema: CRISIS FINANCIERA MUNDIAL.

Adicionalmente, se realizaron 15 exhibiciones satelitales con carteles de Dinamarca, Polonia, México, Latino América, Bosnia y Herzegovina, Francia, Estados Unidos y el Tributo en vida a René Wanner, la persona no diseñadora gráfica que ha entregado su vida a la pasión por el cartel.

En el largo plazo y para las versiones futuras, habrá que mejorar la colaboración de la Aduana Nacional y la comprensión de sus funcionarios de que los carteles son productos culturales y que debían ser respetados y tratados como tales en los tránsitos de llegada y salida del país.

Finalmente, la bienal con sus talleres y exposiciones constituyó una inyección de “aire fresco” y de creatividad llevada a su máximo nivel, dentro del panorama bastante aburrido y plano que se experimenta en el ámbito de las artes plásticas y visuales en La Paz en particular y en Bolivia en general, dentro del panorama bastante aburrido y chato que se experimenta en el ámbito de las artes plásticas y visuales en La Paz en particular y en Bolivia en general.

La BICeBé, 2013 se caracterizó por la organización y perfección en el desarrollo de los eventos y de los talleres y cursos. También contó con muchísimo público interesado, especialmente compuesto por jóvenes estudiantes de diseño y jóvenes diseñadores profesionales que contaron con espacios de diálogo con los grandes artistas y coleccionistas invitados

 

La Paz, Noviembre de 2013

Este texto es una modificación del que escribí como presentación para el Catálogo de la Bienal.

Advertisements