En un reciente viaje a Santa Cruz de la Sierra, para dictar un curso de arte boliviano dentro de una Maestría es Estudios Cruceños, conocí a una alumna participante en el mismo.[1] Ella, aunque nacida en Santa Cruz venía de una familia potosina. Conocí a sus padres y tíos hermanos de su padre, que me hablaron a su vez de su padre, abuelo de la alumna, que fue pintor, y me mostraron sus pinturas y libros que él usó para su trabajo. La información que sigue está basada en los testimonios de estos familiares.[2]

Autorretrato, hacia 1915.
Autorretrato, hacia 1915.

Nicolás Zeballos Chávez nació en la población de Cinti, Provincia Camargo del Departamento de Chuquisaca, hacia 1880. Su padre fue el ciudadano peruano Dámaso Zeballos, afincado en esa población. Nicolás se crió y vivió en Potosí la mayor parte de su vida, hasta su muerte el 17 de noviembre de 1954.

Con el tiempo contrajo matrimonio con Angélica Paredes. Al enviudar de ella contrajo un segundo matrimonio. Tuvo diez hijos con ambas esposas.

Pareja de Indios de Calcha
Pareja de Indios de Calcha

Nicolás Zeballos fue un muy dedicado artista autodidacta, que estuvo activo en Potosí especialmente durante la segunda, tercera y cuarta décadas del siglo XX.

Musas, 1924.
Musas, 1924.

Como buena parte de los autodidactas y según la costumbre y práctica a principios del siglo XX, Nicolás aprendió el oficio artístico reproduciendo estampas, oleografías, ilustraciones, ya fuesen imágenes aisladas, como las postales, o las impresas en libros y revistas. Usó también fotografías para realizar su arte, prueba de ello es su Autorretrato, de hacia 1910, que está basado en una fotografía de autor desconocido que la familia conserva aún. Su arte está enmarcado dentro del realismo académico y verismo en la representación.

El Cerro Rico desde Santa Teresa.
El Cerro Rico desde Santa Teresa.
Fotógrafo anónimo, El Real Ingenio con vista del Cerro Rico, hacia 1910.
Fotógrafo anónimo, El Real Ingenio con vista del Cerro Rico, hacia 1910.

Nicolás Zeballos como pintor realizó trabajo de caballete en su estudio, representando retratos, paisajes rurales y urbanos y costumbres locales, así como obras de mayor aliento. Desde 1915 realizó pinturas decorativas murales, entre éstas se puede citar la que hizo para el “Liceo Sucre” así la del arco del escenario del Teatro “Modesto Omiste”, en la ciudad de Potosí. El artista expuso en varias oportunidades sus pinturas al óleo sobre lienzo en Potosí y en La Paz, ciudad ésta donde presentó sus obras en más de una oportunidad, logrando venderlas todas. De hecho está documentada su participación en la exposición conmemorativa del Cuarto Centenario de Fundación de la Ciudad de La Paz, en 1948. Algunas obras suyas se conservan en el Club Unión Obrera de Potosí.[3]

Atribución. Mural de boca del Teatro Modesto Omiste.
Atribución. Mural de boca del Teatro Modesto Omiste.

Nicolás Zeballos habría practicado también la escultura. Según rememoran sus hijos, realizó numerosas imágenes de santos para varias iglesias y capillas de Potosí, y restauró varias de las antiguas existentes en esos ámbitos, como algunas de la Catedral y del Convento Carmelita de Santa Teresa,e y habría también realizado la decoración interior de los filetes dorados de la arquitectura y del Retablo Mayor en la Catedral de Potosí. El ámbito de trabajo con las imágenes religiosas y antiguas se le cerró cuando siendo católico por tradición familiar, se convirtió y adoptó l cristianismo Evangélico. Sin embargo, siguió produciendo bustos de personajes de su época, así como lápidas funerarias, que están en el Cementerio General de Potosí.

"Calle de Potosí con torre al fondo".
“Calle de Potosí con torre al fondo”.

La familia conserva algunas pinturas de caballete, al óleo sobre lienzo, sólo una de las cuales está fechada:

Autorretrato, circa 1910, 21x13cm.

Cerro Rico, 26x72cm.

Ruinas de Ingenio en las cabeceras, 40x58cm.

Mercado, 75x45cm.

Calle de Potosí con torre al fondo, 45x66cm.

Patio de la casa del pintor, 52x36cm.

Calle de la casa del pintor, 47x27cm.

Musas, 1924, 95x67cm.

Pareja de indígenas de Calcha, 36x60cm.

Retrato de anciano, 48x35cm.

"Calle de la casa del pintor".
“Calle de la casa del pintor”.

Como todo artista dedicado, reunió una biblioteca especializada que le sirviera en su trabajo. Sus descendientes han conservado varios libros que fueron de su uso. Estos son:

  • Theodore Duret, Historia de los pintores impresionistas. (Noticia Liminar de Leonardo Estarico. Traducción de Liuba Dalmore). Librería y Editorial “El Ateneo”. Florida 344 – Córdoba 2099. Buenos Aires (Argentina). 1914. El libro tiene en la portadilla un sello de goma de la: “Librería La Paz / de José Vall / Frente al Banco Nl.” (Esto es: Calle Ingavi, esquina Calle Yanacocha, donde la librería aún funcionaba aún en 1995). El ejemplar habría sido regalado al artista, pues tiene una dedicatoria en la página de respeto que dice: “Al Señor / Don Nicolás Zeballos / cordialmente / Atocha, 18 de febrero de 1944. / P Matías Jacobs.” Tiene adicionalmente una inscripción en la página siguiente que dice: “Es propiedad de Elías Zeballos P.” (Uno de los hijos del pintor).
  • Allegorien und Embleme (Allégories et Emblèmes, Allegories and Emblems) Verlag von Gerlach und Schenk. Wien. Ostereich. Es de 32x39cm. y contiene 164 láminas.
  • Modelos para escultura. Libro con láminas que incorporan referencia de escala para poder reproducir los temas con ayuda del pantógrafo.
  • Miguel Seguí, Editor. Pintura Decorativa. Grande y variada colección de Modelos y Patrones para techos, frisos, cenefas, fondos, mármoles, maderas, abecedarios y todo cuanto se relaciona con la decoración moderna. Centro Editorial Artístico de Miguel Seguí. 125 Rambla de Cataluña. Barcelona. (España). 1920.

Los libros han sido siempre de gran importancia en la producción de cada artista, pero pocas familias los conservan como parte del legado de la persona. En este caso permiten vislumbrar las fuentes de inspiración y de información del artista. Muy probablemente comentaba los libros con otros artistas así como pudo prestarse los de otros colegas para estudiarlos.

"Patio de la casa del pintor".
“Patio de la casa del pintor”.

Por todo lo expuesto, se puede establecer que Nicolás Zeballos Chávez fue un artista de notable calidad y actividad y que ejerció su tarea antes de la creación de la Academia de Bellas Artes en la Universidad Tomás Frías. En las décadas en que Zeballos estuvo activo debió conocer y compartir espacios con otros artistas como Teófilo Loayza, Cecilio Guzmán Rojas, e importantes artistas extranjeros que estuvieron activos en Bolivia y en Potosí, como Juan Rimsa, Víctor Chvatal, Luis Enrique Toro Moreno, Karl Dreyer, por citar ejemplos muy conocidos. Otros artistas bolivianos, como Arturo Borda, estuvieron también en Potosí. En esas décadas se desarrollaron en Potosí dos importantes movimientos artísticos: el de los “Pintores libres de la Sierra” y el cultural-literario “Gesta bárbara”; es muy probablemente que él estuviese vinculado a ellos.

"Mercado".
“Mercado”.
"Ingenios en ruinas, alturas de las lagunas".
“Ingenios en ruinas, alturas de las lagunas”.

 

"Anciano".
“Anciano”.

 

[1]  Curso sobre “Expresiones artísticas cruceñas”. Maestría en Estudios Cruceños. Universidad Autónoma “Gabriel René Moreno”, Museo de Historia. Santa Cruz, del 28 de julio al 5 de agosto de 2014.

 

[2]  Entrevista el sábado 2 de agosto de 2014.

 

[3]  Arze, Silvia. “Índice de Pintores Bolivianos, 1900 – 1987”. En: Pintura boliviana del siglo XX. Editado y compilado por Pedro Querejazu. Banco Hipotecario Nacional. La Paz – Milán, 1989, p. 305.

 

Advertisements