Alberto García-Alix, de la serie "Manos",
Alberto García-Alix, de la serie “Manos”,

Se trata de una exposición organizada con base en los Premios Nacionales de Fotografía de España, que se presenta en el las salas de exposición del Centro Cultural de España en La Paz, CCELP, en la Avenida Eliodoro Camacho No 1484, desde el 28 de enero hasta el 13 de marzo del año en curso.

Es una exposición itinerante que, antes de llegar al CCELP, ha sido presentada en numerosas ciudades, entre ellas: Madrid, Lisboa, Ljubliana, Tokio, Nueva York, Washington D.C., México, Buenos Aires, Santiago de Chile y Asunción.

El conjunto está compuesto por 52 piezas obra de trece artistas. La mayor parte de ellas son en blanco y negro y algunas en color. Es una muestra colectiva que reúne, al parecer por vez primera vez, una selección de la obra de los diversos artistas que han sido galardonados con el Premio Nacional de Fotografía de España. La exposición ha sido comisariada por Carmen de la Guerra y Javier Diez de ArTendencias. La selección de obras está basada en la primera década y media de premiados, es decir desde 1994 hasta el 2008, salvo los de los años 1995 y 1998. Ellos son: Gabriel Cualladó, Cristina García Rodero, Humberto Rivas, Alberto García-Alix, Chema Madoz, Toni Catany, Joan Colom, Carlos Pérez Siquier, Ramón Masats, Ouka Leele, Pablo Pérez-Mínguez, Manuel Vilariño y Bleda y Rosa.

Alberto García-Alix, "La Gata", Serie retratos.
Alberto García-Alix, “La Gata”, de la serie Retratos.

Es una selección antológica de la historia de la fotografía española de los últimos sesenta años en la que los curadores han establecido nexos entre las obras de los diferentes creadores. Los curadores han seleccionado y agrupado las fotografías por los siguientes temas:

“Naturaleza”; 5 obras, realizadas por Alberto García-Alix, Toni Catany y Humberto Rivas, entre las que destaco Entrada al purgatorio, del primero de ellos.

“Retrato”: 3 obras.

“Personajes”: 4 obras, entre las que destaco Hacia el sacrificio, de Cristina García Rodero y La gata, de Alberto García-Alix.

“Infancia”: 6.

“Multitudes”: 4.

“Retrato”: 3.

“Cuerpos”: 4.

“Espaldas”: 7.

“Manos y pies”: 8

“Paisajes”: 4.

“Religión y esoterismo”: 8.

La muestra propone una visión de conjunto que permita apreciar la propia evolución de estos fotógrafos y la de los españoles desde los años 1950 hasta el presente, tiempo en que la diversa y multifacética sociedad española ha experimentado transformaciones notables registradas por los artistas seleccionados.

Carlos Pérez, Serie Espaldas.
Carlos Pérez, de la serie Espaldas.

La exposición vale por las magníficas fotografías que la componen, cada una de las cuales tiene una notable fuerza testimonial además de otros valores conceptuales y estéticos referidos a la manera de mirar y de representar en cada momento histórico. Las fotografías tienen la fuerza y vitalidad propias de este medio visual y de la mirada de cada fotógrafo. Algunas, como la serie “Multitudes” retrotraen al espectador a una España pobre y marginal que algunos han conocido, entre ellos yo entre 1967 y 1969, mientras que otras muestran la actual “España del bienestar” que algunos han podido ver en visitas ulteriores sucesivas o han conocido recién.

La exposición vale la pena por el gozo o la reflexión a que puedan llevar las imágenes al espectador, con base en su propuesta y calidad estética y conceptual, en su fuerza temática y testimonial. No está demás decir que siendo estas fotografías una expresión del arte actual, son ya parte del patrimonio nacional cultural español.

El premio en el que se basa esta muestra, hace ya 21 años que viene galardonando a un fotógrafo español, por el significado y el valor de su obra; premio que reconoce tanto a la fotografía como medio de expresión artística como a los artistas que las producen.

Toni Catani, de la serie PIES.
Toni Catani, de la serie Pies.

“El Premio Nacional de Fotografía es convocado y otorgado por el Ministerio de Cultura de España. Supone el reconocimiento de la obra de un fotógrafo español que con su creación artística contribuye al enriquecimiento del patrimonio cultural de España. Fue creado en 1994. Hasta entonces, el reconocimiento a los artistas de la fotografía había estado incluido en el Premio Nacional de Artes Plásticas, que en diversas ediciones ya había premiado a fotógrafos, como Francesc Catalá Roca en 1983 y Agustí Centelles en 1984. Los premiados desde la instauración del premio son: 1994: Gabriel Cualladó; 1995: Javier Vallhonrat; 1996: Cristina García Rodero; 1997: Humberto Luis Rivas Ribeiro; 1998: Joan Fontcuberta. 1999: Alberto García-Alix; 2000: Chema Madoz (José María Rodríguez Madoz); 2001: Toni Catany; 2002: Joan Colom; 2003: Carlos Pérez Siquier; 2004: Ramón Masats; 2005: Bárbara Allende (Seudónimo: Ouka Leele); 2006: Pablo Pérez-Mínguez. 2007: Manuel Vilariño; 2008: María Bleda y José María Rosa; 2009: Gervasio Sánchez. 2010: José Manuel Ballester; 2011: Rafael Sanz Lobato; 2012: Eugeni Forcano; 2013: Alberto Schommer; 2014: Isabel Steva Hernández, “Colita” (que renunció al premio).”[1]

Al ver la lista de premiados se aprecia que el peso geográfico se ha inclinado hacia los fotógrafos catalanes y levantinos 10, con un segundo lugar, 6, para los castellanos con Madrid como centro, tres andaluces, dos manchego-extremeños, un gallego, un vasco, y un extranjero, argentino, muy probablemente descendiente de españoles.

En Bolivia, ese es un camino pendiente para recorrer, aunque se han dado pasos importantes. En 1991, analizando junto con el entonces Oficial Mayor de Cultura la evolución del Salón Municipal de Artes Plásticas “Pedro Domingo Murillo”, y su eventual “crisis”, hice notar la ausencia de un espacio de reconocimiento para la fotografía como medio y para las fotografías como obras de arte. Como resultado de ese análisis, surgió el Concurso Municipal de Fotografía “Freddy Alborta Trigo”. Las bases para la primera convocatoria fueron preparadas por mí junto con Gabriel Mariaca Iturri.

Dicho premio no se convocó de manera consecutiva, pero desde entonces se ha realizado 14 versiones, y este premio ha evolucionado, no necesariamente en el sentido en el que se lo concibió, pues ha dejado de lado la creación artística con el medio fotográfico y se ha enfatizado la fotografía documental – periodística, de carácter turístico y últimamente se ha folklorizado en sus convocatorias y resultados.

Lo que falta en esencia es reconocer a los grandes fotógrafos bolivianos y distinguir las obras valiosas al margen de las eventualidades y la circunstancialidad de las políticas culturales nacionales o municipales o la ausencia de ellas.

Ouka Leele
Ouka Leele, “Mi amiga Chus Lampreabe”, de la serie Retratos.

Pedro Querejazu Leyton.

La Paz, marzo de 2015.

(Las fotografías que ilustran este artículo son cortesía del CCELP y se publican con su autorización. Los derechos pertenecen a los respectivos autores).

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Premio_Nacional_de_Fotograf%C3%ADa. Consultado, 24-02-2015.

Advertisements