Vargas,SL,2015,Báñateconleche,VidPerf, DSC_0057.JPG
Serena Liliana Vargas, Báñate con leche, 2015, video-performance.

La muestra de las obras de la cuarta versión de esta bienal dedicada a los lenguajes del “Arte contemporáneo” ha estado expuesta al público en las salas temporales del Museo Nacional de Arte, en La Paz. Fue inaugurada el viernes 13 de mayo y estuvo abierta hasta el domingo 12 de junio. Esta cuarta versión se presentó primero en Cochabamba, en el Espacio de exposición del Palacio Portales de la Fundación Simón I. Patiño, entre el 2 y el 22 de diciembre pasado.

Berduccy,S,2016,Decodifica,Tapiz,1
Sandra de Berduccy, Decodifica, 2015, tapiz kelim.

Es la secuencia de un evento generado y diseñado en Cochabamba. Esta ciudad ha sido un importante centro de producción de arte desde fines del siglo XVIII. Su mayor esplendor se inició cuando en 1901 se instaló allí el pintor potosino Abelino Nogales, que fue maestro de la generación siguiente, como Raúl G. Prada, Arturo Reque Meruvia, Fernando Guardia y otros. Estos a su vez formaron a la generación de la segunda mitad del siglo XX en la que han destacado Fernando Rodríguez-Casas, Gonzalo Rivero, los hermanos Terrazas, Gíldaro Antezana, José Rodríguez, etc. La actividad de todos estos maestros, además de la creación de la Escuela de Bellas Artes y la instauración del Salón Municipal de Artes “14 de Septiembre”, dieron como resultado el desarrollo de la que se conoce como escuela cochabambina de arte.

Contreras,S,2015,Reinodelterror,Foto,DSC_0024

Santiago Contreras, Reino del Terror (Mururata), 2015; fotografías.

Pese a lo dicho, en las últimas dos décadas los espacios para el emergente “arte contemporáneo” se fueron cerrando en los salones municipales de las distintas ciudades del país, salvo Santa Cruz. En Cochabamba se abrieron alternativas para este arte como mARTadero, el CONART y los concursos bienales de arte performático “Cimientos”. En este ambiente, con el auspicio del Centro Pedagógico y Cultural de la Fundación Simón I. Patiño, con sede en el Palacio Portales de Cochabamba, y el Museo Nacional de Arte, dos artistas en función de curadores, Ramiro Garavito y Douglas Rodrigo Rada, han venido convocando a las bienales de arte contemporáneo tituladas “Contextos”.

Fabbri,J,2015,Prisión,DSC_0030

Juan Fabbri, Prisión, 2016, Objeto.

El tema de esta cuarta versión fue definido por los curadores a partir de una palabra inventada por el Presiente Evo Morales Ayma: “Grindio”, que dichos curadores resumen como:

“Mestizaje, cruce, mezcolanza, combinación, mixtura, chejchi. El mestizaje está habitado por una indianidad colonizada. Lo indio está manchado de blanco, pero luego también lo blanco está teñido de indio”.[1]

Valcárcel,R,2015,Mientras,Ft,88x118cm,DSC_0086
Roberto Valcárcel, Mientras el observador está distraído viendo las imágenes, la obra actúa por debajo de la mesa. 2015. Fotografía.

Con esta propuesta temática los curadores participan y hacen participar a los artistas en el largo debate nacional sobre el ser ciudadano en este país, que desde el año 2010 eligió definirse como “Plurinacional”, continuando la idea y debate precedentes en que se hablaba de un país “Multicultural y plurilingüe”, reconociendo la diversidad cultural como un valor positivo, constituyente y una de las características de la posmodernidad y de un pensamiento mundializado glocal.

GlezS,J,2009,Contacto,Ft,60x90cm, DSC_0034

Julio González Sánchez, Contacto, 2009, 4 fotografías.

“Contextos” es una bienal en que los artistas participan por invitación y presentan propuestas que son seleccionadas por un comité encabezado por los dos curadores. No es un concurso con premios de clase alguna.

En esta oportunidad los artistas seleccionados que participaron con su obra son:

– Jaime Achocalla, Autorretrato hablado, 2015, Videoinstalación

– Alejandra Alarcón, Rapunzel, 2007, Videoregistro de Performance.

– Alejandra Andrade, Dos curadores, 2008, Videoregistro de Performance.

– José Ballivián, Pan, mermelada y otros mitos, 2007, Videoinstalación.

– Santiago Contreras, Reino del Terror (Mururata), 2015; fotografías.

– Sandra de Berduccy, Decodifica, 2015, tapiz kelim.

– Alejandra Dorado, Coca chewing, 2015, 12 fotografías.

– Juan Fabbri, Prisión, 2016, Objeto.

– Alexandro Gálvez, Mapa corporal, 2015, Ensamblaje, 2 paneles.

– Julio González Sánchez, Contacto, 2009, 4 fotografías.

– Aldair Indra, Mudar, 2015, Vídeoinstalación.

– Horacio Jiménez, Entretenimiento, 2015, Vídeo.

– VV. Mercado, Sombrero de chola, 2015, Objeto.

– Guiomar Mesa, Altar, 2015, Pintura.

– Valerie Monic, Luto, 2013, Instalación.

– Andrés Pereira, Shangai Marka (Ruins, ruins, ruins), Instalación.

– Marco Antonio Quelca, Achachilas, 2013, Registro fotográfico de performance.

– Joaquín Sánchez, Santa Chola, 2001, Objeto (Bordador Marcelo Quispe).

– Maximiliano Siñani, American Football, 2015, Escultura-performance.

– Carla Spinoza, Sin título, 2015, Fotografía de archivo adaptada a rompecabezas.

– Roberto Valcárcel, Mientras el observador está distraído viendo las imágenes, la obra actúa por debajo de la mesa. 2015. Fotografía.

– Serena Liliana Vargas, Báñate con leche, 2015, video-performance.

– Bernardo Zabalaga, Altar Mater Mundi, 2014 y Altar de los ancestros, 2015, Objetos.

Monic,V,2013,Luto, DSC_0093

Valerie Monic, Luto, 2013, Instalación.

La exposición está montada con pulcritud, de modo que el espectador puede apreciar cada obra adecuadamente. Las propuestas artísticas, son en general de buena calidad en forma y contenido, y también son muy diversas en sus lenguajes y medios: objetos reciclados y/o intervenidos, instalaciones, videoarte, arte conceptual, y combinaciones entre estos y otros medios.

Quelca,MA,2013,Achachilas, DSC_0010

Marco Antonio Quelca, Achachilas, 2013, Registro fotográfico de performance.

Concluyendo, diré que el logro de la curaduría respecto del tema de la convocatoria es que las numerosas obras, realizadas en distintos contextos históricos, medios y propuestas, al ser reunidas y presentadas en conjunto ofrecen “un discurso único en su diversidad”.

Las propuestas fueron muy diferentes entre sí y eventualmente aportan al tema del debate establecido por los curadores. Algunas lo hacen desde medios tradicionales, otras con lenguajes alternativos y contemporáneos; unas desde enunciados directos, otras desde sutiles y ácidas críticas. Casi todas tienen un contenido crítico y contestatario respecto de la realidad actual.

Spinoza,C,2015,sT
Carla Spinoza, Sin título, 2015, Fotografía de archivo adaptada a rompecabezas.

Algunos artistas recurrieron a los tradicionales imaginarios sociales sobre el mestizaje tomando como temas a las Cholas, las mujeres fuertes, su rico y abigarrado vestuario o sus usos y costumbres, como: Cocha chewing de Dorado, Contacto de González, Sombrero de chola de Mercado, o Mapa corporal de Gálvez; mientras Mesa con Altar, parece haber retomado los temas de su serie “Hora Cívica”. Otras se refieren a los hilos conductores de lo mestizo, como Decodifica de Berduccy, o Altar Mundi de Zabalaga. Otras parodian el eterno circo político y noticioso del país, folklórico por demás, como: Entretenimiento de Jiménez, S/T de Spinoza. Algunas hacen una dura crítica de la realidad con base en metáforas sobre la “colonización” y “descolonización” que tanto se debate hoy, como: Báñate con leche de Vargas, o Prisión de Fabbri.

Fue una exposición que valía la pena ver con calma y reflexionar sobre el tema junto con los artistas.

Zabalaga,B,2014,AltarMaterMundi,
Bernardo Zabalaga, Altar Mater Mundi, 2014. Objeto.

[1]  Parte inicial del texto curatorial con el que se convocó la participación de los artistas.

 

Advertisements